Los alimentadores lineales están diseñados para almacenar y dosificar el material en forma continua, uniforme y controlada. Los alimentadores de escamas se emplean principalmente para materiales húmedos mientras que los de banda son adecuados para material seco o pulvurento.

Un rango ideal de tamaños y configuraciones especiales les otorgan una excelente flexibilidad y adaptación para diferentes aplicaciones, llegando a capacidades de almacenamiento de 150 m3 y producciones hasta 110 m3/h.



Pide presupuesto / Necesitas ayuda ? Contáctanos